Las zapatillas de media punta

Muchas madres, cuando sus hijas empiezan sus clases de danza, preguntan qué zapatillas de media punta son las adecuadas: piel, lona, suelas,...Después de tantos años en la danza mi opinión és siempre la misma hasta hoy: lona antes que piel, suela entera antes que partida.....y ¿por qué?

Yo prefiero recomendar lona porque los pies ( aunque sean niña@s jóvenes ), sudan con el ejercicio y la lona deja transpirar, cosa que la piel no. Las zapatillas de lona también son más higiénicas, ya que se pueden lavar a mano o en la lavadora ( siempre con agua fría ) y las de piel no.

Respecto a las suelas, también aconsejo suela entera a partida porque proporcionan una mayor resistencia al estirar el pie, lo que se traduce en mayor trabajo en la musculatura del pie.

También recomiendo mirar el tipo de pie del alumno, ya que cada modelo de zapatilla tiene sus propias características y no todos los pies son iguales: un alumno con pie ancho y zapatilla de danza estrecha no se beneficiará del buen trabajo, aunque quiera realizarlo, al igual que si la zapatilla va demasiado justa o pequeña repercutirá en que las articulaciones de los dedos se doblen provocando "dedos agarrotados" o "en garras", lo que se traducirá en un mal reparto del peso corporal y, por tanto, mal trabajo y futuras lesiones.

Aún así, cada profesor conoce a sus alumnos y es él quién debe asesorar sobre qué zapatilla usar en cada momento.

Sea la zapatilla que sea la que se use, tiene que facilitar la articulación del pie y traducirse en una mejora de fuerza y elasticidad de dichos pies.


Dancart